Estás aquí: Inicio » Salud de los gatos, enfermedades y parásitos » Virosis respiratorias felinas, coriza o gripe felina

Virosis respiratorias felinas, coriza o gripe felina

Virosis respiratoria felina, coriza, gripe felina
Felino doméstico

Las virosis respiratorias felinas, también conocidas con el nombre de coriza o gripe felina, son infecciones que afectan a las vías altas respiratorias de los gatos.

Etiología

Hay dos agentes principalmente implicados en la coriza o gripe felina:

– Virus de la rinotraqueitis felina (FHV): es un herpesvirus del que solamente se conoce un serotipo en el mundo.

Calicivirus felino (FCV): virus que puede resistir varios días en el medio ambiente, además puede presentar variaciones en su poder patógeno.

Aunque también pueden intervenir en las enfermedades respiratorias del gato:

– Bordetella bronchiseptica
– Mycoplasma spp.
– Chlamydophila

Epidemiología, transmisión o contagio

La eliminación del virus se produce por las secreciones oculares, nasales y faríngeas.

La transmisión se realiza por contacto directo con estas secreciones. El periodo de incubación es de 2 a 6 días. Animales de corta edad y sin vacunar son los más susceptibles en contraer infecciones respiratorias felinas.

Infección aguda

Puede durar de 2 a 3 semanas, los gatos afectados eliminan altas dosis víricas.

Algunos gatos pueden excretar el virus durante el periodo de convalecencia:

  • Herpesvirus (FHV): entre 10-30 días.
  • Calicivirus (FCV): hasta 75 días.

Infección o enfermedad crónica

Muchos gatos, en el caso del herpesvirus, pueden quedar como portadores asintomáticos, hasta un 80%; además, pueden desarrollar una enfermedad latente durante años en:

  • Córnea
  • Nervio óptico
  • Bulbo olfatorio

Incluso en estados de inmunosupresión pueden volver a excretar el virus durante una a tres semanas.

Del 8 al 40% de los gatos infectados por calicivirus quedan como portadores del virus en el epitelio de la faringe y tonsilas. Pueden eliminar el virus durante varios meses o toda la vida.

Sintomatología virosis respiratorias felinas

Los gatos infectados por virosis respiratorias, coriza o gripe felina presentan los siguientes síntomas:

[su_table]

Signos ocularesSignos respiratoriosSignos bucalesOtros
Conjuntivitis
Descarga
Queratitis  (herpesvirus)
Mucosidad
Estornudos
Tos
Disnea
Hipersalivación (herpesvirus)
Estomatitis (calicivirus)
Úlceras (calicivirus)
Linguales (calicivirus)
Deshidratación
Abortos
Diarrea
Vómitos
Fiebre
Úlceras

[/su_table]

Diagnóstico de coriza o gripe felina

El diagnóstico clínico y epidemiológico del coriza o gripe felina en colectividades de gatos se realiza por la simultaneidad de:

– Síntomas nasales, oculares y respiratorios.
– Alta morbilidad, en una población hay un número elevado de casos.
– Baja mortalidad.

También puede realizarse un diagnóstico laboratorial para la detección de anticuerpos, y el aislamiento del agente causante a partir de hisopos orofaríngeos, nasales o conjuntivales.

Tratamiento

La mortandad es baja si existe tratamiento, aunque en ocasiones puede complicarse con una bronconeumonía, en la práctica veterinaria se aplican los siguientes tratamientos:

– Antivirales: mejora del sistema inmunológico del gato.

– Antibióticos: para la prevención de enfermedades secundarias.

– Rehidratación: es importante dado que los gatos afectados padecen deshidratación, principalmente por el hecho de que dejan de comer.

– Calor: a los efectos de prevenir estados de hipotermia, sobre todo en cachorros; una temperatura ambiental optima también es muy importante en las enfermedades víricas respiratorias felinas.

– Colirios: higiene de ojos y aplicación de colirios para reducir los daños oculares.

– Limpieza de fosas nasales: es importante que estén despajadas, de esa manera el gato puede oler y, en consecuencia, estimula su apetito.

– Evitar situaciones de estrés en felinos afectados por coriza o gripe felina.

– Suministros de alimentos blandos y cálidos  para aumentar su palatabilidad.

Vacunación

Para la prevención de infecciones producidas por virosis respiratorias, coriza o gripe felina, es muy importante que el veterinario de elección lleve un óptimo programa de vacunación, en el mercado existen diferentes vacunas: trivalentes, cuatrivalentes… Son vacunas bien atenuadas o bien inactivadas, que reducen la gravedad de las infecciones, aunque no garantiza la protección absoluta, sobre todo frente al herpesvirus felino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *